Menú

¿Qué es esto del diseño web estratégico?

Diseño estratégico |
Diseño web estratégico, ¿qué es?

¿Eres dueño de tu negocio y quieres hacerlo despegar? ¿O tal vez tu pyme ya ha crecido y su página web necesita un cambio de estrategia que potencie los nuevos objetivos comerciales que te has propuesto?

 

Probablemente por eso llegaste hasta aquí. ¡Y qué bien que lo hayas hecho! 🙂

 

Si te fijas en la parte superior de mi sitio web, hay una frase que dice “Diseño Estratégico para tu negocio”.

 

¿Será un nombre elegante para ofrecer más de lo mismo?
¿Será una recurso “marketero” para capturar la curiosidad de los visitantes?

 

Nada más lejos que eso.
Entonces, ¿de qué va esto del diseño estratégico?

 

Déjame ilustrarlo con una situación muy típica en este ámbito.

 

Caso de la vida real

Dime si te parece conocida la siguiente escena:

 

Contactas a un diseñador o programador para pedirle una cotización por un sitio web, y él te pregunta: “Ok, ¿cuáles páginas quiere incluir en su web?”, “¿Qué colores, tipo de letra, look visual quiere darle?”, “¿Qué elementos o módulos quiere que tenga la página de Inicio?”, “¿Quiere que el Inicio tenga slider de imágenes?”, etc, y según eso cotiza y arma tu web.

 

Es decir, él solo ejecuta tus órdenes.

 

Tal y como haría un garzón de restaurant que toma tu pedido y luego te pasa la cuenta.

 

Y estamos de acuerdo en que ir almorzar a un restaurant no es lo mismo que crear un sitio web para tu empresa, ¿cierto? 😉

 

¡Ojo! esa persona que trabaja ejecutando es un profesional tan válido como el resto; no se trata de menoscabarlo.

 

Es sólo que tú y tu negocio necesitan algo más que eso.

 

Eso no es estratégico

Lo que hace ese diseñador o programador, al darte a ti en exclusiva el trabajo de definir cómo será tu futuro sitio web, dista por completo de ser una forma eficiente y orientada a objetivos de abordar un proyecto web.

 

Claro que él puede consultar tus ideas al respecto, pero también es cierto que en la mayoría de los casos tú no eres experto en estrategias digitales o en comunicación visual.

 

En cualquier caso, la decisión final debiera ser al menos un trabajo en conjunto en donde el profesional te haga una propuesta basada en parámetros tales como: los objetivos de tu negocio, el público al cual apunta y la personalidad de tu marca.

 

Internet hoy en día está lleno de sitios web “fantasmas”, que “están por estar”, sin objetivos claros, sin un tono de voz y personalidad de marca que les permita conectar con su público objetivo y así mejorar la calidad de sus clientes y aumentar sus ventas.

 

Son inversiones perdidas, impulsadas más por la prisa o por ahorrar costos que por sacarle el máximo provecho a la inversión.

 

Porque tu sitio web debiera ser eso: una inversión con retorno, no un gasto más.

 

La estrategia persigue objetivos concretos

Como te habrás dado cuenta, en el caso que te cuento más arriba no hay estrategia detrás del sitio web porque carece de objetivos concretos, de una “carta de navegación”.

 

Y no llegas a esos objetivos sólo pensando en el número de páginas, los colores o si quieres que la página de inicio tenga slider.

 

En términos generales, la estrategia tiene que ver con una serie de acciones que forman parte de un mismo plan, las cuales trabajan en conjunto para la consecución de un determinado objetivo o resultado.

 

Si lo llevamos a nuestro ámbito, podemos distinguir un sitio web con un enfoque estratégico porque:

 

A modo de conclusión

Un doctor no da la receta antes de hacer el diagnóstico.
Un constructor no coloca las ventanas de una casa antes de construir sus cimientos.

 

Con tu sitio web debiera ocurrir lo mismo.

 

La planificación de un sitio web estratégico no comienza pensando en el número de páginas que tendrá, en los colores y tipos de letra o en qué fotos se van a poner en cada sección.

 

Una web orientada a objetivos debe comenzar con eso mismo: definiendo objetivos claros, en lo posible medibles, conectados con los resultados que quieres lograr en tu negocio.

 

Son estos objetivos, junto a un enfoque puesto en tu público ideal y una personalidad de marca definida los que conducirán a tomar buenas decisiones en el diseño y construcción de tu web: qué páginas, qué contenidos, qué colores y elementos tendrá el sitio para que conecte de verdad con tu público y sus necesidades y les infunda la confianza total de que tú eres la mejor solución a sus problemas.

 

Ahora es tu turno. ¿Has tenido experiencias haciendo el sitio web de tu negocio? ¿Cómo ha sido ese proceso con el diseñador o programador? Me encantaría leerte y que conversemos en los comentarios al final de la página.

 

Un abrazo y éxito,
Daniel.

Etiquetas: , ,

¿Te sirvió este artículo?

¡Compártelo con quienes también pueda ayudarles!

Tenemos 0 opiniones... ...y estamos esperando la tuya, ¡vamos, con confianza! :)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *